cómo limpiarlos y guardarlos para que duren más

juguetes sexuales

Los juguetes sexuales requieren cuidados particulares dependiendo del material con que están hechos, tiempo de uso, si llevan baterías o si son sumergibles

¿Con qué limpiar tus sex toys?

Todo depende de con qué material están hechos. La mayoría pueden lavarse con agua tibia y jabón neutro, sin perfumes ni químicos y con un ph de 5.5, similar al de la piel. 

Si la persona prefiere limpiarlos con productos específicos, existen sprays y jabones líquidos que se pueden conseguir en los mismos locales donde se adquirió el juguete sexual.

 Siempre hay que limpiarlos antes y después de usarlos, ya que la limpieza previa ayuda a eliminar todas las bacterias que se hayan podido depositar durante el tiempo que no se ha utilizado.

Y por supuesto después, para garantizar que no queden restos de fluidos, bacterias y otros agentes contaminantes.

FRECUENCIA DE HIGIENE

RESISTENTE AL AGUA VS. SUMERGIBLE

Un error muy frecuente es confundir la etiqueta “sumergible” con “resistente al agua”. Que se puedan mojar no significa que puedas sumergirlos. 

 LUBRICANTES, ¿SÍ O NO?

 Al usarlos hay que asegurarse que los lubricantes son compatibles con los materiales con que está fabricado el sextoy. En general se recomiendan los de base acuosa en lugar de los hechos con aceites o  siliconas, ya que podrían dañarlos.

DÓNDE GUARDARLOS

Algunos fabricantes incluyen sus propias bolsitas de almacenaje.

En caso de no tener una que venga con el producto de fábrica, se recomienda una bolsa de satén, una caja o recipiente cuyas condiciones higiénicas sean óptimas.

Por: Carina Bruzzone

Descubrí más contenido

entrar